Primero la planificación, después la traducción

Con esta metodología aseguramos la calidad y eficiencia de nuestros servicios. Primero decidimos con usted qué, cómo y cuándo se traducirá. Desde la adjudicación del contrato hasta su finalización dentro del plazo previsto, siempre tendrá a su disposición al mismo interlocutor especializado, junto a un equipo fijo de traductores, que se mantendrán en futuros proyectos. Esto significa que, desde el primer momento, en sus contenidos trabajarán siempre los mismos expertos. De esta forma, todo el equipo estará familiarizado con sus proyectos y con las exigencias específicas que en ellos surjan, y así se eliminarán las costosas actualizaciones y adaptaciones, ahorrando tiempo y dinero.

En cuanto a los medios técnicos, nuestro software y hardware están siempre a la vanguardia tecnológica. De modo que podemos trabajar con cualquier original sin modificar su formato y desde todas las plataformas de software existentes.

¿Consulta para un proyecto?  ¡Envíenos un correo electrónico o llámenos por teléfono!